Consejos de Seguridad para Peatones

Muchos de los accidentes de tránsito ocurren por faltas cometidas por peatones, quienes arriesgan sus vidas y las de los demás al no respetar algunas reglas sumamente simples. Manejarse en la vía pública requiere de ciertos cuidados y en este artículo te presentamos algunos consejos que te ayudarán a evitar accidentes.
  • Cruzar siempre en las intersecciones. Por ley, el peatón está protegido si sucede algún accidente sobre una esquina, tenga o no la senda peatonal marcada. Si usted cruza de sorpresa por el medio de una avenida y sufre un accidente, puede que se determine que la responsabilidad sea completamente suya.
  • El semáforo para autos, no es el mismo que para el peatón. Espere a que los autos se detengan y aguarde a tener la luz verde a su favor en el semáforo para peatones.
  • Lo más básico de todo: mire a ambos lados antes de cruzar. Ocurre de manera frecuente que en zonas de poco tráfico, muchos conductores deciden hacer un breve trayecto sin respetar el sentido de circulación para evitar dar “la vuelta a la manzana” y lo que es peor: a veces lo hacen marcha atrás, lo que disminuye la visibilidad del conductor y aumenta el peligro para el peatón.
  • En avenidas, autovías y rutas rápidas donde estén disponibles, utilice siempre los puentes para peatones. Con vehículos que circulan a velocidades que superan los 130km/hora, calcular la distancia y el tiempo para cruzar sin inconvenientes, puede resultar más complicado de lo que parece.
  • Utilizar vestimenta de colores claros cuando se camine de noche por el costado de una ruta es fundamental para ser visto desde los diferentes vehículos y permitir a los conductores tomar las medidas de seguridad que consideren necesarias.
  • Caminar únicamente por las aceras y, cuando no las hubiere, por el borde, siempre de frente al tránsito.
  • Debes evitar distribuir publicidad o vender productos en avenidas de más de dos carriles.
  • “Hacer dedo” en lugares oscuros tanto como acostarte o sentarte en el pavimento, puede ser sumamente peligroso.
  • Nunca asumas que tienes el derecho al paso. Hay muchos conductores que ignoran las señales de tránsito, por lo que, tengas o no paso, no des por sentado que todos los vehículos frenarán.
  • Ingerir alcohol y caminar puede ser igualmente peligroso que tomar alcohol y conducir. Si ingieres alcohol, debes utilizar transporte público o pedirle a alguien que no haya bebido, que te acompañe a tu casa.