La situación más peligrosa: Ida y vuelta del trabajo.

La seguridad en el trabajo debe comenzar al salir de casa. Por eso, CESVI Argentina comparte algunas prácticas para que las empresas puedan contribuir a disminuir los siniestros in itinere. Se trata de información útil para que los trabajadores puedan ir a sus trabajos y volver a sus hogares seguros.

Car driver woman

La Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina elaboró un informe sobre accidentabilidad laboral en el que se pueden observar ciertos indicadores alarmantes. El 40% de los accidentes laborales graves ocurren in itinere (en el trayecto de ida o vuelta al trabajo)
A continuación repasamos y analizamos algunas prácticas que pueden implementar las empresas para reducir los siniestros in itinere:
  • Implementar un rango horario de ingreso a la empresa que tenga cierta flexibilidad. Si un empleado con horario de 8:00 a 17:00 llega a las 8:20, puede retirarse a las 17:20 sin incurrir en falta.
  • Pensar la hora de ingreso en relación con el horario escolar, puede ser una muy buena idea para mejorar la calidad de vida del personal y disminuir el stress al volante.
  • El alquiler de micros o combis para traslado del personal constituye una forma de reducir la cantidad de trabajadores que se trasladarán con sus propios vehículos a la empresa.
  • Fomentar el uso compartido del vehículo entre empleados ayuda a mitigar el cansancio, ya que disminuye considerablemente cantidad de días que una persona debe manejar hacia el trabajo. Es importante respetar la cantidad máxima de personas que pueden ser transportadas.
  • Régimen de parque cerrado. Los vehículos que establezca la empresa para trabajar deben quedar en el predio y se debe desestimar su uso como vehículo personal/particular. Es más seguro que el personal viaje en colectivo a que conduzca el vehículo de la empresa permanentemente.
  • Desalentar la utilización de la motocicleta como medio de traslado al trabajo por el riesgo que conlleva su conducción. La exposición a las inclemencias del clima y a los peligros del tránsito, hacen de la tarea de llegar al trabajo, una práctica de alto riesgo.
  • Brindar capacitación y premios para los buenos conductores, a modo de que el personal incorpore buenas prácticas de conducción segura.
  • Hacer hincapié en la obligatoriedad de utilizar los elementos de seguridad que exige la ley de tránsito (ej.: cinturón de seguridad / casco) y de elementos que no son exigibles pero contribuyen a mejorar la seguridad vial.
  • La base: contar con estadísticas precisas. Los siniestros de tránsito in itinere deben ser considerados por la empresa como accidentes laborales para poder desarrollar planes que disminuyan su incidencia. Entendido como un problema, se buscará una solución.