¿Qué revisar en una moto antes de viajar?

Sea cual sea el vehículo, siempre es necesario controlarlo varias variables antes de comenzar un viaje en él, es por eso que todos los manuales, tanto de autos como de motos, siempre contienen un apartado en el que el fabricante especifica a qué puntos el usuario debe echarle un vistazo antes de salir a la ruta.

Sucede que pocos, o muy pocos, siguen estas instrucciones -lamentablemente poca gente consulta de manera continua el manual de su vehículo- y si en el auto es importante, en una moto es fundamental. Les presentamos unos puntos a revisar en una moto antes de partir.

Tranquilos. No es necesario ser expertos en mecánica, es más: probablemente ni siquiera te manches las manos. Simplemente es observar los indicativos que hay en algunas piezas y que determinan si están o no desgastadas.

1.-

Las ruedas tienen que estar siempre en perfecto estado. Acelerar, frenar y tomar las curvas son acciones que requieren de neumáticos en buen estado. De otra manera, podría ser muy peligroso para quienes viajamos en ella.

Una mirada rápida nos revelará si el neumático tiene suficiente dibujo y si presenta algún objeto extraño clavado, por ejemplo, o si hay grietas o cortes tanto en su banda de rodadura como en los laterales. En cualquiera de los casos anteriores, tendremos que cambiarlo por uno nuevo.

Tan importante como el dibujo es la presión. Si no llevamos la presión correcta, el neumático no funcionará de forma correcta. La presión viene indicada por el fabricante en el manual; y no te olvides de revisar la presión en frío.

2.-

El aceite es vital para cualquer motor. Sin aceite, el bolsillo tiembla, porque la reparación de todo lo que puede dañarse es realmente costosa. No olvides controlarlo de forma frecuente, aún cuando no estés por viajar. Siempre deberá estar entre la marca del máximo y el mínimo, estando la moto nivelada. Un truco: Comprobalo en caliente, tras haber dejado reposar la moto al menos cinco minutos para que todo el aceite que está distribuido por el motor regrese al cárter.

3.-

Revisar la Cadena. Si tenes una moto con transmisión por cadena, no está demás darle una mirada, es necesario que revises la tensión. El manual nos dice en qué parte se comprueba y cuanto es la tolerancia máxima. Lo normal es que tenga un juego de entre 15 y 25 milímetros, y no te olvides: todo esto se hace con la moto recta.

También es necesario mantenerla engrasada. No hay una regla básica, aunque recomendamos engrasarla cada mil kilómetros o cada vez que llueva y esté en contacto con mucha cantidad de agua.

4.-

Sin misterios, es necesario comprobar que todas las luces funcionan correctamente. Es decir, luz de posición, baja y alta. Además de los guiños y freno en la parte trasera.

Un detalle: es muy importante comprobar que ninguna de ellas quede tapada por ejemplo con una bolsa o una maleta.

5.-

Los frenos. Un problema en los frenos puede ser el principio de un gran problema. Hay que leer en el manual el apartado de los discos, estos tienen mecanizado un número que indica el espesor mínimo a partir del cual estarán desgastados. Se puede comprobar con un calibre, y saber que están bien, no solo puede ahorrarte muchas dificultades, sino que te hará sentir más seguro al conducir.

Es importante controlar que no se presenten surcos muy acusados y comprobar el espesor de las pastillas; si es menor de tres milímetros habrá que empezar a pensar en cambiarlas. Si las dejamos demasiado gastadas, además de empeorar la frenada podemos estropear los discos.

¡Que tengas un gran viaje!

 Autor: Matías.

Otros artículos que pueden resultarte interesantes. Te los recomendamos:

 Seguinos en Facebook   |   Ir a nuestro cotizador de seguros para autos.