Consejos para manejar con seguridad

 

A pesar de que en Argentina existe una de las tasas más altas de mortalidad producida por accidentes de tránsito, muchas personas aprenden a manejar en un período promedio de un mes. ¿Es suficiente? Por supuesto que no. En este artículo, te damos algunos consejos importantes para mejorar tu desempeño en el volante.

Uno de los primeros consejos para manejar tiene que ver con la práctica. De nada sirve realizar cursos de manejo en prestigiosas academias si no podés practicar. Por lo general, estos talleres intensivos tienen una duración promedio de treinta días, un lapso muy corto para aprender todo lo necesario para conducir. Lo ideal es que acompañes el proceso de cursado con la práctica, y sigas luego con esa misma tarea una vez que finalices. De lo contrario, será dinero tirado a la basura.

Ahora bien, durante la práctica es imprescindible entender los tres principios básicos de una buena conducción:

1. La posición es más importante de lo que parece. Es preciso que te tomes todo el tiempo necesario para sentirte cómodo antes de arrancar: espalda pegada al respaldo, piernas algo flexionadas para llegar de manera holgada a los pedales, control de espejos retrovisores y cinturón de seguridad.

2. Conducir implica ampliar tu campo de visión. Esto quiere decir que tenés que anticiparte a lo que sucede por delante. Sería algo así como “mirar de lejos”. Educar tu vista es fundamental a la hora de evitar accidentes, ya que te permite reaccionar a tiempo.

3. La distancia es una medida de seguridad vial. Nunca hay que acercarse demasiado al vehículo delantero, por una razón más que obvia: para evitar choques bobos. Lamentablemente, en Argentina existe el vicio de “andar pegados” y no da muy buenos resultados.

Al mismo tiempo, es preciso respetar el momento de la conducción y no dar lugar a distracción alguna. Se trata básicamente de un cambio de conducta necesario en nuevos y viejos conductores. Se sugiere evitar conversaciones telefónicas, traspaso de mates, música a todo volumen o discusiones motorizadas.

Quizás ahora te preguntes cuáles son los consejos para manejar en ruta. Allí se producen la mayoría de los accidentes, por lo que hay que duplicar las precauciones y prestar mucha atención al conducir. Lo más importante es respetar las indicaciones de velocidad permitida, tomar las curvas despacio (sin pasar a otro automóvil durante la maniobra), y tener en cuenta los pasos para frenar sorpresivamente en caso de que sea necesario.

Es fundamental resaltar este último punto: actualmente, los vehículos nuevos salen de fábrica con frenos ABS. Este tipo de sistema bloquea las ruedas delanteras aunque se tenga que frenar a toda velocidad. En este caso, solo tenés que estar bien despierto para direccionar el auto hacia donde corresponda.

Para terminar, si bien está de más decirlo, nunca circules por las calles y rutas sin tu seguro de auto. Como sabes, es obligatorio y te brinda una cuota de confianza extra ante cualquier incidente.

Ingrese su respuesta