Cómo dar de baja el seguro de auto de forma sencilla

El mercado de seguros en Argentina crece de manera significativa. Particularmente, en el sector de los seguros para autos, los productos se multiplican con un solo objetivo: ampliar las coberturas. Por eso, si tenés un seguro de auto que te resulta insuficiente, podés cambiar de compañía de forma sencilla. El primer paso de este proceso es el de dar de baja el seguro actual. Acá te contamos cómo hacerlo sin complicaciones.

Consejos para dar de baja el seguro de auto

Notificación con dos meses de antelación. Mucho cuidado con las renovaciones. Según el contrato de seguro, la póliza tiene una duración de un año excepto que, por la naturaleza del riesgo, se deba calcular la prima cada un período de tiempo más limitado. Por lo general, los seguros para autos se renuevan cada tres meses, pero todo depende de la cobertura contratada. En caso de querer darle de baja al seguro, primero hay que evitar su renovación automática en la fecha de su vencimiento. Lo ideal es notificar esta intención con dos meses de antelación.

¿Cuál es el contenido de la notificación para dar de baja el seguro? Se debe solicitar la baja con una nota que incluya todos los datos referentes al titular: nombre completo, DNI, dirección, etcétera. Es muy importante que esté firmada de puño y letra por ese mismo titular. Lo mejor es presentarla personalmente en las oficinas de la compañía o entregarla al asesor de seguros. También se puede enviar por correo electrónico.

El servicio se mantendrá hasta la finalización del último período de pago. En caso de cancelar la cobertura en cualquier momento (sin pensar en la renovación), el servicio estará vigente hasta la finalización del mes en curso, sin generar nuevos costos para el titular. Si el servicio se abona a través del débito automático, es necesario avisarle al productor de seguros y revisar la desafectación de este pago.

Dejar de pagar el seguro no es darlo de baja. Muchos piensan, erróneamente, que al dejar de pagar el monto de la prima, la póliza se cancelará de manera automática. Sin notificación fehaciente, se da lugar a la renovación.

Revisar el contrato de seguro. Es fundamental revisar el contrato legal que se ha firmado con la compañía aseguradora. Si bien existe una ley general que ampara este tipo de obligaciones entre partes, cada empresa ajusta la normativa según los productos que ofrece y hasta puede llegar a modificar algunas cláusulas del contrato (en cuanto a la cobertura o la prima abonada). Para cualquier tipo de consulta o reclamo, se puede acudir a la Superintendencia de Seguros de la Nación.

Sin dudas, las pólizas se multiplican y mejoran todos los días. El objetivo de todas las compañías es ser más competitivas sin dejar de lado la calidad de sus productos.

Internet es una gran herramienta para encontrar tu próximo seguro. Desde plataformas online como CompreSeguros.com podés comparar cotizaciones y acceder a la que más te convenga. ¡Contrata tu seguro de auto online ahora y ahorrate hasta $1300 por año!

Ingrese su respuesta