Salvá tu vida: aprendé a evitar distracciones en el auto

En Argentina, una de las principales causas de accidentes de tránsito son las distracciones al volante. Parecería que es necesario repetir hasta el hartazgo que a la hora de conducir se requiere de una atención constante con el objetivo de controlar una situación de riesgo y poder reaccionar a tiempo. Acá te contamos cómo hacer para evitar distracciones en el auto realmente inseguras.

Evitar distracciones en el auto: una tarea de todos los días

Desde la aparición del celular, aumentó la cifra de siniestros viales en el país. El teléfono móvil es uno de los elementos de mayor distracción. Sucede que los conductores no solo mantienen una conversación mientras manejan, sino que proceden a enviar mensajes de whatsapp o SMS. Diferentes especialistas de la temática indican que hablar por telefóno implica perder márgenes de atención visual, auditiva y temporal; mientras que enviar mensajes obliga al conductor a sacar la vista del camino, lo que resulta doblemente peligroso.

Importantes modelos de autos incorporan la modalidad de manos libres para reducir este tipo de riesgos. Sin embargo, los expertos en seguridad vial explican que aunque las manos estén controlando el volante, la abstracción psicológica sigue siendo un problema. Si a esto se suman otros elementos disponibles en los smartphones (como juegos, aplicaciones, redes sociales, etcétera), el riesgo se incrementa cada día más.

Fumar es un placer fatal. Sabemos de lo perjudicial del cigarrillo en materia de salud. Ahora también se erige en un gran elemento de inseguridad para el conductor. Prender y apagar un cigarrillo puede ser una acción mortal. A la pérdida de atención, se agrega el riesgo de caída de las brasas en las piernas o brazos de quien maneja el auto. Para poder sacar esas cenizas, se deben soltar las manos del volante y perder la vista de la ruta.

Tomar mate durante la conducción puede tener consecuencias graves. Comer o beber lo que sea dentro del auto altera la atención del conductor siempre. Lo ideal es frenar el vehículo, tomar un mate (o cualquier otra cosa) y seguir conduciendo.

Las estadísticas siguen mostrando un alto nivel de irresponsabilidad por parte de los conductores. Tomar conciencia es el primer paso. Tener un buen seguro para autos es el segundo paso para evitar sorpresas. El fantasma del siniestro siempre está presente. Si no tenés una cobertura lo suficientemente amplia, empezá por informarte desde las múltiples plataformas web para contratar un seguro online.

Ingrese su respuesta