Hablar mientras manejamos

Estar alerta a lo que ocurre a nuestro alrededor es la precaución esencial a la hora de conducir un auto. No hay que hablar mientras manejamos ni usar cualquier otro aparato que provoque tensión. La llegada del celular como nuevo participante ha sido probada como una de las principales causas del incremento de siniestros viales. Según la asociación civil Luchemos por la Vida, un 10,8% de los argentinos habla por celular mientras maneja, poniendo en peligro su seguridad y la del resto de los conductores y peatones de su entorno.

Con el objetivo de crear conciencia sobre nuestra seguridad vial, CompreSeguros.com te explica en esta nota los riesgos y consecuencias que puede traerte usar celulares mientras estás al volante.

¿Por qué es peligroso hablar mientras manejamos?

La ciencia ha estudiado durante mucho tiempo las limitaciones del cerebro al tener que hacer dos actividades al mismo tiempo. Para el caso específico de hablar y manejar, diversos estudios informan que el uso de celular multiplica por cuatro el riesgo de accidentes.

Estos son algunos de los errores típicos que aparecen en el manejo al hablar por teléfono: se pierde la concentración necesaria, el tiempo de reacción crece en 1 o 2 segundos, no se mantiene una velocidad constante ni se cuida la distancia con el resto de los vehículos. En definitiva: la atención puesta en la llamada, sumada a las perturbaciones que pueda producirte el contenido de comunicación, sólo causa errores y demoras en las maniobras. Hay estudios que incluso comparan la peligrosidad de usar celulares al manejar con la de conducir alcoholizado.

¿Se considera una infracción de tránsito?

Absolutamente. Así lo establece la Ley Nacional de Tránsito en su artículo 48, que enumera toda actividad impedida en la vía pública y en su inciso “x” prohibe “conducir con auriculares y sistemas de comunicación de operación manual continua”. El uso de teléfonos móviles al manejar está por lo tanto expuesto a los regímenes corrientes de sanción de multas y quita de puntos.

¿El sistema de manos libres evita el peligro?

La solución no es usar el sistema de manos libres. Recordá: no es sólo un asunto de capacidad física sino cerebral. Se trata de “mente libre”, no “manos libres”.

¿Qué pasa con los peatones?

El mismo informe de Luchemos por la Vida aporta la preocupante estadística de que el 13,7% de los peatones habla por celular mientras se transporta por la vía pública. Esta grave imprudencia no está penada por la ley pero sí ha sido probado como otro factor que pone en riesgo la seguridad vial. En definitiva, se trate de autos o peatones: a mayor concentración mental en la vía pública, menor peligro de accidentes.
Los riesgos por inseguridad vial están entre los motivos principales por los cuales contratar el mejor seguro para autos disponible. ¡Entrá ahora a CompreSeguros.com e informate de las mejores opciones para tu tranquilidad!

Ingrese su respuesta