Uber: ¿es posible en Argentina?

Para quienes no están al tanto, Uber es una aplicación de descarga gratuita para todo tipo de teléfonos móviles destinada a la creación de una red de transporte alternativa. La novedad: cualquier persona titular de un auto puede poner su vehículo a disposición de quien lo necesite. ¿Te parece posible que Uber funcione en Argentina? Acá te contamos todo lo que tenés que saber en el caso de que esta empresa finalmente desembarque en el país.

  • La firma Uber nació en marzo de 2009 en San Francisco, Estados Unidos. Ya en 2011 su valor de mercado alcanzó los 60.000 millones de dólares. Actualmente cuenta con aproximadamente 200.000 conductores particulares y se encuentra instalada en más de 396 ciudades de todo el mundo. Desde el 2014, funciona también en Uruguay, Chile y Brasil. Uber ha expresado sus deseos de instalarse en Argentina, aunque aún no existen novedades al respecto.
  • “Pulsa la aplicación, consigue un viaje”. Esta es una de las frases que están publicadas en el sitio web español de Uber y la que resume el funcionamiento de la aplicación. No es muy diferente a otras aplicaciones en funcionamiento en Argentina como Easy Taxy, por ejemplo. Con solo hacer un clic, la aplicación identifica la ubicación del futuro pasajero y le envía un auto. Lo interesante es que desde Uber se verán inmediatamente los datos del conductor, su foto y los detalles del vehículo seleccionado.
  • Más prestaciones del servicio: Uber le permite al usuario conocer de antemano el costo del viaje, ver en tiempo real el recorrido y el tiempo de llegada del vehículo, informar a quienes lo esperan la hora aproximada de su llegada, compartir el viaje con amigos y dividir su costo, entre otros beneficios.

Uber en Argentina: ¿la revolución del transporte público?

  • Algunos han llegado a referirse a Uber como “la revolución del transporte público de pasajeros”. Y esto no solo porque se trate de conductores particulares, sino también porque no maneja efectivo. El pago del servicio se realiza solo de manera electrónica, por lo general con tarjeta de crédito. Esta modalidad refuerza la transparencia del sistema. Además, al tratarse de autos particulares el costo del viaje disminuye considerablemente.
  • Argentina cuenta con un sistema de transporte público bastante deficiente, sobre todo en las provincias del interior. Esta problemática podría verse aliviada con la llegada de una red de transporte como Uber.
  • Ojo: no cualquiera puede ser conductor de Uber. Si bien se trata de gente común a la que se le paga por poner su vehículo a disposición de otras personas (la empresa le abona el 75% del valor neto de un viaje), para ser chofer de la empresa no hay que tener ningún tipo de antecedente penal, ni hablar de los controles de alcoholemia intachables, carnet de conducir sin multas ni deudas, y por supuesto, todo al día con respecto a los seguros de autos. No solo el seguro obligatorio, sino también seguros personales destinados a cubrir a los pasajeros ante cualquier tipo de accidente.      

Ingrese su respuesta