Incendios en el hogar: una guía para evitarlos

En cualquier época del año pueden ocurrir tragedias por incendios en el hogar. ¿Cómo evitarlos? En este artículo vas a encontrar una guía con cinco consejos súper prácticos para prevenir este tipo de accidentes.

Cómo evitar incendios en el hogar

1. Revisa tus instalaciones eléctricas.

El uso de la electricidad no es el mismo que hace 30 años. Su aumento exponencial responde a la incorporación de todo tipo de artefactos eléctricos en la casa. Las contingencias eléctricas son la principal causa de incendios en Argentina. ¿Qué podés hacer al respecto? Para el programa Casa Segura, tenés que adaptar las instalaciones al uso actual. Contratá un profesional certificado que realice un diagnóstico certero y determine cuáles son las reformas necesarias. Quizás tengas que renovar el cableado, instalar dispositivos de protección, separar circuitos eléctricos, entre otras modificaciones. En otras palabras, quizás tengas que replantear tu instalación por completo.

2. Si usás estufas eléctricas, ubicalas a una distancia de al menos un metro de la cama o de cualquier otro material combustible.

La mayor cantidad de incendios en el hogar se produce de noche, cuando la familia duerme. Gran cantidad de ellos son provocados por estufas eléctricas que emiten chispas y prenden fuego alguna cosa que esté a su alrededor.

Además de tener especial cuidado en colocar la estufa lo más lejos posible de elementos inflamables, intentá no utilizar cables prolongadores. Si no tenés otra opción, asegurate de que estén desenrollados y no los cubras con nada. ¡Que no se te ocurra usar la estufa para secar ropa!

3. No uses mangas largas para cocinar, no fumes en la cama, y priorizá las prendas hechas con telas de difícil combustión.

Son varios consejos relacionados. Si estás cocinando y tenés hornallas prendidas, evitá usar mangas largas: no solo se pueden prender fuego, sino que te pueden hacer volcar un recipiente y quemarte.

Fumar en la cama ha sido y sigue siendo una de las principales causas de muerte por incendios en el hogar, sobre todo en caso de personas mayores de 65 años. No fumes en la cama, ni en un sillón. Menos justo antes de irte a dormir o después de haber tomado alguna medicación.

En el caso de la ropa, ciertamente existen prendas más peligrosas que otras por el material en que están realizadas. Usá las de difícil combustión y aquellas que puedas sacarte fácilmente en caso de que se prendan fuego.

4. Tomá todas las precauciones necesarias cuando guardes líquidos inflamables, sobre todo gasolina.

La gasolina es la más peligrosa. Pero también existen otros líquidos más comunes como el alcohol, el thinner, aguarrás, kerosén, cemento de contacto y acetona. Todos deben estar almacenados fuera de la casa, en envases bien identificados y cerrados, lejos de los niños y de cualquier fuente de combustión.

5. Por último, te aconsejamos darle protección a todos los que viven en la casa (incluido vos mismo) y a los objetos que están dentro de ella con un seguro de vida y del hogar.

Una vez que tomaste todas las precauciones a tu alcance, no dejes de evaluar la posibilidad de tener cobertura en caso de accidentes por incendios. También es necesario contar con una póliza por los daños ocasionados en tu casa (ya sea en la edificación o en los bienes).

Para obtener más información sobre los seguros de vida y los seguros para el hogar disponibles en Argentina, ingresá ahora a la plataforma de seguros online más grande del país: CompreSeguros.com.

Ingrese su respuesta