6 consejos para comprar tu bicicleta

Ya nadie puede dudar de los beneficios de andar en bicicleta. Inclusive, un estudio reciente de la revista Preventive Medicine refuerza esta conclusión y agrega que el uso de la bicicleta ayuda a reducir la contaminación. Teniendo en cuenta este hecho y suponiendo que estás a punto de comprar tu bicicleta, pero no tenés claro qué cosas tener en cuenta antes de realizar la inversión, te compartimos estas recomendaciones.

Comprar tu bicicleta: algunas recomendaciones

  1. La bicicleta debe ajustarse a tus necesidades

Existen muchas opciones en el mercado y debés ajustar la oferta a lo que realmente necesitás. ¿Cuál es el objetivo? Usarla como sistema de transporte diario (es decir, trasladarnos al trabajo todos los días en ella), o simplemente para hacer ejercicio un par de días a la semana. También hay que pensar en qué lugares vas a andar y sobre qué suelos.

Cada tipo de bicicleta fue fabricada pensando en condiciones específicas y, si bien a veces con un simple cambio de llantas se la puede adaptar a lo que se necesita, lo ideal es comprarla también pensando en esas condiciones.

  1.  Tené en cuenta tu gusto personal a la hora de comprar tu bicicleta

Las bicicletas, si están bien mantenidas o si no son robadas, suelen durar mucho tiempo. Por esta razón, lo mejor es comprar una bici que realmente te guste y no elegir en función del precio. Otro consejo: por lo general, un precio bajo también supone una mala calidad. Fijate de estar totalmente convencido de la bicicleta que vas a comprar.

  1. Elegí bien la talla: ni grande ni chica

Las bicicletas, aunque estén destinadas a un niño que se espera que crezca de tamaño, nunca deben comprarse grandes. Tampoco demasiado pequeñas. Lo mismo sucede con los adultos. La bicicleta debe ser de la talla adecuada a su dueño. Caso contrario, te puede generar algunos problemas como más cansancio del normal, poco control y capacidad de maniobra, dolor muscular y de las articulaciones, posibles lesiones por la mala postura, entre otros.  

  1. Siempre debés probar la bicicleta antes de comprarla

Así como probás un auto antes de comprarlo, lo mismo debés hacer con las bicicletas. Con solo una vuelta, podés saber si realmente es de tu tamaño, si te sentís cómodo, si no es pesada, si los frenos funcionan bien, entre otras cosas. ¿Que pasa si comprás tu bicicleta en una tienda online? Bueno, no la podés probar, pero sí podés consultar a amigos o conocidos si tienen una similar como para verla y probarla. En caso de que no consigas nada de eso, asegurate de que tenga garantía.

  1.  Evaluá la inversión: ni muy barata ni muy cara

Como decíamos antes, las bicicletas muy baratas casi siempre son de mala calidad. Ahora bien, esto no quiere decir que tengas que gastar un montón de plata si lo que necesitás es una bici para ir al trabajo. Tenés que dedicar un tiempo a la búsqueda, ver precios y modelos, buscar aquella bicicleta que se adapte a tus necesidades. Volvé siempre a revisar el primer consejo: pensá para qué vas a usar la bicicleta, con qué frecuencia, y en qué condiciones.

  1. No compres bicicletas robadas o de dudosa procedencia

El robo de bicicletas va en aumento. Por eso, si ves una muy buena oferta de una bici usada, no la compres. ¡No fomentes este tipo de delito! Te puede pasar a vos también.

Que te roben la bicicleta no es algo que se pueda evitar, pero sí podés tomar algunas precauciones como contratar un seguro para bicicletas. Si tenés mala suerte y te roban la bici, podrás minimizar la pérdida. Para informarte más acerca de esta opción, ingresá en la mejor plataforma de seguros online: CompreSeguros.com.

Ingrese su respuesta