Cómo evitar que tu auto se sobrecaliente

Saber cómo funciona tu auto y conocer las medidas que podés tomar si algo falla es algo fundamental que puede sacarte de apuros y ayudarte a mantener el vehículo en buen estado. Un problema frecuente es el de las fallas en el sistema de refrigeración y el recalentamiento de motor que produce. El calentamiento excesivo del motor puede llegar a destruirlo definitivamente y no debe haber daño más lamentable para alguien que tenga que desplazarse diariamente en su vehículo. ¿Cómo evitar que tu auto se sobrecaliente? A continuación te damos algunos consejos.

Siete pasos para evitar que tu auto se sobrecaliente

  1. Siempre prestá atención al indicador de temperatura. Especialmente los días de calor. Cuando llega a H (Hot) y podés estacionar, es lo primero que hay que hacer. Si ves que sale humo del capó, es urgente que apagues el motor y te detengas.
  2. Abrir el capó. Lo primero que hay que hacer para que el motor empiece a refrescarse.
  3. No abrir el tapón de presión del radiador. Este tapón está arriba del radiador. Abrirlo puede causarte quemaduras graves por la presión de aire y líquido que tiende a liberarse a temperaturas altas.
  4. Revisar el depósito refrigerante. Los depósitos tienen por lo general marcas que indican la cantidad mínima que el motor necesita para refrigerarse correctamente. Si está por debajo de esa línea, agregá líquido refrigerante (es preferente) o agua.
  5. ¿Hay una fuga en el sistema de refrigeración? Si el depósito de refrigerante está por encima de esa línea mínima, si el tapón del cilindro o el radiador parecen estar dañados, lo más probable es que este sea el problema. Lo ideal es pedir ayuda a un mecánico, es un arreglo sencillo y barato, en algunos casos hasta te lo hacen gratis.
  6. No vuelvas a poner en marcha el motor si no pudiste resolver el problema mediante los chequeos anteriores.
  7. ¿Qué hacer si no podés detener el motor y tenés que seguir manejando? Apagá el aire acondicionado para disminuir la carga sobre el motor. Prendé el calefactor para dispersar el calor del motor. Tratá de manejar a una velocidad estable, sin cambios de ritmo bruscos, para bajar la exigencia.

Ante cualquier daño que pueda sufrir tu auto, no hay mayor tranquilidad que contar con una buena póliza como garantía. CompreSeguros.com ofrece una amplia variedad de seguros de autos que podés cotizar y contratar online.

Ingrese su respuesta