Nafta o GNC. Ventajas y desventajas de su uso

Ante el precio en alza de la nafta, muchos se sienten tentados a elegir Gas Natural Comprimido (GNC). Si vos también te estás preguntando lo mismo, si conviene nafta o gnc, acá te dejamos las ventajas y desventajas de cada uno de estos sistemas según algunos expertos en la cuestión.

¿El GNC daña el motor de tu auto?

Ésta ha sido siempre una de las principales desventajas del uso del GNC. Ocurre que desde que se instaló este sistema en Argentina (hace más de 20 años), los equipos de gas fueron evolucionando. En sus comienzos, el mercado contaba con sistemas “de tercera y cuarta generación” para motores a nafta, con carburador.

Tal como explican algunos especialistas, estos equipos funcionan “dosificando el fluido en función del aire que ingresa al motor, lo que puede afectar el rendimiento y reacción de un vehículo”. Cuando llegaron los motores con inyección electrónica, aparecieron los equipos de Quinta generación, de un costo bastante mayor al resto de los equipos. Los de 5ta Generación se instalan a través de una computadora, “pudiendo programar el modo en que el gas se incorpora a la nafta, mejorando el rendimiento”. Sin dudas, estos equipos son más modernos y eficientes.

Pero al margen de la calidad de los equipos, todos los especialistas concuerdan en decir que el GNC no afecta al motor siempre y cuando la instalación sea realizada por especialistas.

Rentabilidad: Nafta o GNC

No hay duda de que el GNC es más barato que la Nafta. Si bien depende del tipo de auto, la frecuencia y las condiciones de uso, la carga de GNC supone un ahorro del 75% aproximadamente. Si a esto se le suma la disponibilidad a futuro de gas a un precio menor que la nafta y que el diésel, la opción del GNC es realmente tentadora.

La contaminación: la gran desventaja del GNC  

La explicación de los expertos: “Si el equipo no está correctamente calibrado, el GNC puede generar muchísimo monóxido de carbono y dióxido de carbono. Es decir, pasa a ser muy contaminante”.

 

Otra desventaja del GNC, todavía pendiente de ser más ampliamente discutida, tiene que ver con un componente que está presente en la nafta y que evita que se hundan los asientos de las válvulas del motor. El gas no cuenta con este componente, por lo que las válvulas podrían gastarse y romperse. Para que esto no suceda, el motor debe estar calibrado para GNC. ¿Los autos de Argentina cumplen esa condición? Existen varias respuestas. ¿Vos que opinás?

Ahora ya tenés una idea más cabal de las ventajas y desventajas de los combustibles como nafta o gnc. Antes de instalar un equipo de GNC, asegurate de estar bien protegido ante un caso de “mala praxis”. Es decir, consultá con el asesor de tu compañía de seguros de autos, o contratá una cobertura mejor desde la plataforma de seguros online Compreseguros.com

Ingrese su respuesta