Accidentes entre autos y bicis: ¿cuáles son los más frecuentes?

Venís conduciendo tu auto por una avenida importante de la ciudad. Es de noche y tu visibilidad ha disminuido. Estás por realizar un cruce, te adelantás y, de repente, aparece una bicicleta. ¿Imaginás el final de esta escena? Puede ocurrir lo mismo a la inversa, sólo que lo que se te aparece de golpe es un auto. Sea como sea, los accidentes entre autos y bicis tienen una causa principal: la distracción. ¡Prevenir es mejor que curar!

La bici, ¿un vehículo más?

Eso dice la Ley de Tránsito en Argentina. Siendo así, las bicicletas tienen que cumplir con todas las reglamentaciones vigentes en cuestiones de seguridad vial. Seguro te estarás preguntando lo mismo que nosotros: ¿las bicis son iguales al resto de los vehículos?

Por supuesto que no. El Centro de Experimentación en Seguridad Vial (CESVI) indica claramente: “A la hora de compartir el tránsito, la diferencia de velocidad que existe entre unos vehículos y otros, además de una infraestructura vial que casi no las tiene en cuenta, el riesgo se multiplica y la posibilidad de sufrir un accidente es realmente grande”.

Esto quiere decir que, sin ánimos de ponernos a favor de unos y en contra de otros, lo cierto es que las bicicletas son más vulnerables que los autos. Atención: lo anterior no significa que se los justifique cuando van sin el casco puesto o no llevan luces de noche, entre otros cuidados en materia de seguridad vial. Si estás de acuerdo con todo lo dicho, seguimos.

Los accidentes entre autos y bicis más comunes  

Hace pocos años, Argentina logró ingresar al FIT (Foro Internacional de Transporte). Este logro vino de la mano de la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) en 2009.

A pesar de su “mala nota” en el ranking de accidente viales (ver nota de Infobae: “Mala nota para la Argentina en un ranking de accidentes viales”), Argentina consiguió disminuir la  tasa de mortalidad entre 2000 y 2013 en un 54% para los ocupantes de automóviles, 36% para los peatones, 35% para los ciclistas, y 22% para los usuarios de motos.

Para ayudar a reducir los porcentajes es necesario tomar conciencia. En este caso, vamos a hablar de los accidentes más frecuentes entre bicis y autos. Ya dijimos que la distracción es la causa principal. También existen otros factores de riesgo: la velocidad, la inexperiencia al volante, el uso de alcohol o drogas, cansancio, sueño o enfermedad.

  • IMPACTO FRONTOLATERAL: EL MÁS COMÚN. El conductor del vehículo atropella a la bici de frente. Por lo general, ocurre cuando el ciclista se encuentra circulando al lado derecho del vehículo. Consejo: si sos ciclista, circulá por el centro del carril.
  • IMPACTO LATERAL. Sucede cuando el automovilista no frena a tiempo en el momento en que el ciclista está cruzando hacia el otro lado de la calle o avenida.
  • ABRIR LA PUERTA DEL AUTO AL ESTACIONAR SIN MIRAR HACIA ATRÁS. Puede ocurrir por dos errores: el conductor no miró antes de abrir la puerta, o el ciclista está circulando muy pegado al borde.

Existen muchos maneras de evitar este tipo de accidentes entre autos y bicis. La clave está en volver al reglamento siempre que sea necesario y tener la mejor cobertura en caso de que ocurra un siniestro (esperamos que no).

En Compreseguros.com te queremos proteger: si conducís un auto y tu cobertura no te convence, podés contratar un nuevo seguro de autos desde la plataforma online de Compreseguros.com. Si conducís una bicicleta, también podés tener tu seguro de bicicletas chequeando aquí.

Ingrese su respuesta