Cómo parchar la goma de la bici en 6 pasos

Cada vez son más quienes eligen las bicicletas como medio de transporte. Mientras se empieza a ir el invierno y llegan los primeros calores, muchos usuarios desempolvan las bicis que pusieron a hibernar y salen nuevamente a gozar de sus numerosos beneficios. Si este es tu vehículo elegido, contar con el mejor seguro de bicicletas es clave, además de conducir con las precauciones necesarias para disminuir los riesgos al mínimo. Hay, sin embargo, percances que uno no puede evitar. Uno de ellos es el desgaste paulatino de las piezas de la bicicleta. Tarde o temprano las ruedas se pinchan y, en esta nota, te damos los mejores consejos para parchar la goma de la bici y ponerte de nuevo en marcha.

Hay un paso previo a parchar la goma de la bici y es contar con las herramientas necesarias. Vas a necesitar un kit básico compuesto por: palancas para desmontar la llanta, parches para cámara, pegamento para parches y un pedazo de lija.

Cómo parchar la goma de la bici en 6 pasos

  1. Desmonte. En esta operación te ayudás con las palancas desmontadoras. Se trata de empujar la llanta para despegarla de las paredes del aro. Cuando esté despegada, enganchá la orilla de la llanta con una de las palancas y sujetala a uno de los rayos. Del mismo modo colocá la segunda palanca a 10 cm de la primera. Toda la circunferencia lateral quedará fuera del aro y ya podrás extraer la cámara.
  2. Detectar la pinchadura. Se suele hacer poniéndola en un balde con agua y buscando el burbujeo. Otra manera es inflar la cámara y ponerla cerca del rostro hasta detectar con el oído el punto donde está pinchada. Lo ideal es trazar una marca en ese punto para no tener que repetir este paso.
  3. Inspeccionar la llanta. Para ver si el objeto que la perforó sigue incrustado a ella. Tomá un punto de referencia y girala para detectar cualquier anomalía.
  4. Preparar la cámara. Hay que lijarla para que el pegamento se adhiera mejor. Es importante no tocar el área con dedos o ensuciarla porque esto también dificulta la adherencia del pegamento.
  5. Pegar el parche. Colocá pegamento en toda la zona lijada, distribuyéndolo un poco más allá del área pinchada. Esperá algunos minutos ya que el pegamento está seco. Tomá el parche y despegá el papel metálico, donde viene el costado adhesivo del parche. La clave es aplicarlo bien de una sola vez, sin despegarlo y reacomodarlo.
  6. Montaje. Hay que volver a armar la llanta. Hay que inflar la cámara un poco para darle cuerpo y poder ponerla dentro de la llanta. Luego, meté una de las cámaras de la llanta en el aro y, cuando esté perfecto, repetilo del lado contrario. Solo faltará colocar nuevamente la rueda. ¡Estás listo para salir de nuevo a la calle!

Aquí demostramos que, con simples pasos, cualquiera puede parchar la goma de la bici.

Ingrese su respuesta