Comprar tu primer auto: todo lo que tenés que saber

Hay momentos que no se olvidan nunca más. Uno de ellos es la entrega de la llave de tu primer auto. ¡Que emoción! ¿Verdad? Juntaste el dinero con esfuerzo y ya tenés la posibilidad de tener un volante entre tus manos solo para vos. ¿Qué tenés que saber sí o sí antes de comprar tu primer auto? Te lo contamos aquí mismo, con todos los detalles.

¡Adiós tentaciones!: Pensá con calma para qué querés el vehículo y cuánto dinero pensás invertir

Hay miles de modelos y varias marcas. Al momento de empezar a investigar el mercado, te vas a encontrar con ejemplares muy lindos. No dejes que el diablo te tiente de buenas a primeras. De nada sirve comprarte un auto enorme cuando en realidad solo lo van a utilizar dos o tres personas. Excepto que lo necesites para realizar viajes largos.

Infobae ha publicado una nota muy interesante en torno a cuáles fueron los 10 autos más vendidos de 2015.¡ El primero de la lista es el Wolkswagen Gol!  

El modelo es realmente un punto clave en la compra de autos. ¿Lo vas a utilizar todos los días? ¿Cuántos kilómetros promedio vas a realizar con él? ¿En viajes de familia, cuántas personas van a ocupar los asientos de los acompañantes? Entre otras tantas preguntas.  

Si bien esta decisión influye en el precio del vehículo, también tenés que pensar los límites de tu presupuesto. ¿Qué queremos decir con esto? Nada más y nada menos que la diferencia entre autos nuevos y autos usados.

Sin dudas, un vehículo 0 km es tentador: nadie lo ha usado nunca y se supone que no tendrá fallas mecánicas durante mucho tiempo. Ahora bien, una vez que pone una rueda en la calle, su precio se devalúa considerablemente respecto al precio original. La gran ventaja de los usados: el costo. Son más baratos que los autos nuevos, pero quizás termines gastando más en reparaciones. Si te decidís por un usado, la gran solución es que tu mecánico de confianza lo inspeccione detalladamente.

Comprar tu primer auto, ¿de contado o con crédito?

La compra de autos al contado siempre es lo mejor porque es la única manera de evitarse los intereses de la financiación. Si tenés el dinero para hacerlo así, ¡no lo dudes! Sin embargo, en la gran mayoría de los casos no existe el margen suficiente para este tipo de transacción. Entonces aparece la posibilidad del crédito. Si se trata de la compra de autos 0 km, los planes de ahorro llevan la punta.

Pensá un segundo: tenés un pequeño monto de plata ahorrado que todos los días pierde valor. Nada mejor que invertirlo rápidamente en la compra de planes de ahorro avanzados (con varias cuotas pagadas). De esta forma, podés tener tu 0 km por licitación o sorteo. También podés comenzar pagando un plan y luego participar de la licitación con ese monto que tenés ahorrado. La mala noticia: tendrás que seguir pagando tu vehículo por mucho tiempo más y con intereses. Averiguá bien las condiciones de cada plan de ahorro que ofrecen las concesionarias.

Si te interesa comprar un usado, el contado también es lo mejor. Pero… ya sabés que no siempre se tiene esa posibilidad. Muchas concesionarias te dan crédito, pero los intereses suelen ser escandalosos. ¡Informate bien antes de tomar una decisión de compra como esta! Por último, hay dos factores más a tener en cuenta antes de comprar tu primer auto: el rendimiento y la seguridad. Ambas cuestiones podés consultarlas con tu mecánico.

Si después de leer este artículo ya tenés una idea más clara de qué vehículo comprar y cómo hacerlo, te ayudamos también a elegir un buen seguro automotor. Ingresá ahora a la plataforma online CompreSeguros.com y obtené toda la información que necesitás para contratar el mejor seguro de autos.  

Ingrese su respuesta