Beneficios de contratar un seguro contra todo riesgo

A la hora de buscar un seguro de autos, contratar un seguro contra todo riesgo es la opción más completa de la que dispone un conductor. Sin embargo, es importante conocer sus características en detalle y saber qué cobertura da cada compañía para no dar lugar a confusiones. En esta nota te contamos con precisión qué cobertura te brinda esta póliza para que estés bien informado antes de contratarlo.

Contratar un seguro contra todo riesgo: la cobertura más amplia

Como su nombre lo indica, un seguro contra todo riesgo apunta a respaldar la totalidad de daños y siniestros eventuales que pueda sufrir tu vehículo, se trate de daños totales o parciales. La gama que indemniza esta póliza incluye:

  • Daños por fenómenos naturales: aquí se contempla la cobertura por daños de granizo, muy importante para cualquier conductor. Cristales, chasis, llantas, cerraduras y daños parciales provocadas por este accidente están contempladas.
  • Accidentes: una diferencia esencial que introduce este seguro es que, sin importar las características de un choque, tu auto estará cubierto. Si un tercero tiene la responsabilidad y no tiene seguro o se da a la fuga, el seguro te cubre de todos modos. También se tienen en cuenta daños que no involucren otro coche, como caídas de árboles o choques contra un poste o una pared.

Seguro contra todo riesgo: ¿qué son los adicionales?

Los adicionales son garantías especiales y específicas a cada compañía, detalles que es importante conocer antes de contratarlo. Estos pueden ser:

    • Auxilio mecánico ilimitado
    • Colocación de alarma y localizador satelital
    • Autómovil de respaldo, en caso de robo o destrucción total
    • Cobertura en países limítrofes
    • Servicio de asistencia al viajero, una de las precauciones clave a la hora de hacer un viaje.

Contratar un seguro contra todo riesgo: restricciones

El seguro contra todo riesgos es la cobertura más amplia en pólizas para autos del mercado. Es importante saber, antes que nada, que cada compañía estipula una serie de restricciones y distinciones que hacen que no cualquier vehículo pueda contratar esta póliza. Dentro de ellas se contemplan:

  • Antigüedad: cada compañía determina un límite de antigüedad específico para que un auto pueda contratar el seguro, un máximo de antigüedad que en el promedio suele estar entre 5 y 7 años.
  • El monto varía en relación al vehículo: por la amplitud de su cobertura es la póliza más elevada. Ese costo varía en función del valor del vehículo y también de otros factores como la edad del titular y la localidad de su domicilio.

Aprovechá esta información para contratar el seguro contra todo riesgo más conveniente a tu vehículo. CompreSeguros.com se especializa en seguros de autos y te ofrece una plataforma online a donde podés conocer y cotizar distintas opciones de las compañías más prestigiosas del mercado. ¡Entrá ahora a CompreSeguros!

Ingrese su respuesta