Cambiar el filtro de aire del auto es clave

Dentro del mantenimiento de cualquier auto, la función que desarrolla el filtro de aire es clave para estirar la vida del motor y las restantes piezas. Cambiar el filtro de aire es esencial para retardar el deterioro en autos usados. El seguro de autos puede ser la manera de indemnizar daños cuando ocurre un siniestro, pero practicar un buen cuidado sobre nuestro coche es finalmente la clave para evitar accidentes. El filtro de aire es una pieza que se ubica al principio del circuito de admisión del motor y su función es la de retener ciertas partículas antes de que pasen a la cámara de combustión y a las paredes de los cilindros.

Por qué es clave cambiar el filtro de aire

El filtro de aire atrapa partículas de polvo, hollín y metálicas e impide que lleguen a los cilindros del motor, lo que aceleraría su deterioro y sería causal de pérdida de potencia. En autos con motor a inyección, el filtro también evita que los contaminantes se transmitan al sensor de flujo de aire. Siempre que el filtro de aire se renueve regularmente, el consumo de combustible se reduce entre el 3 y el 4 por ciento, ya que la suciedad hace que la mezcla no se queme de manera adecuada. Por otra parte, en relación a otras piezas de un coche, su bajo precio hace que ponerlo a punto sea algo al alcance de cualquier bolsillo.

Cada cuánto hay que cambiar el filtro de aire

Se recomienda cambiarlo cada 10 mil kilómetros para mantenerlo en su funcionamiento más óptimo. De todos modos, conviene revisar el manual de propietario, donde suele indicarse cuál es el período de recambio según tu auto.

Qué otros filtros existen

Estos son otros filtros a los que tenés que prestarle atención en tu coche:

Filtro de aceite. Purifica el aceite de partículas de suciedad como polvo, metal desgastado, hollín, etcétera. Se recomienda cambiarlo cada 10 mil kilómetros.

Filtro de Habitáculo. En áreas urbanas, el aire contiene una cantidad de partículas dañinas para la salud. Este tipo de filtros para el interior aseguran una mejor atmósfera dentro del vehículo, siendo de vital importancia para quienes sufren de alergias o asma. Es el filtro encargado de que la ventilación dentro del vehículo sea la más óptima. Se aconseja recambio cada 10 mil kilómetros.

Filtro de combustible. Evita la llegada de impurezas al sistema de alimentación que pueden obstruir la inyección e incluso llegar hasta el motor. Cuando eso ocurre la potencia disminuye y el motor puede detenerse. Se recomienda cambiarlo cada 20 mil kilómetros.

Ingrese su respuesta