Cómo ser un buen copiloto

Viajar como copiloto no te quita responsabilidades a la hora de velar por la seguridad del auto. Hay quienes creen que no tener que estar en el lugar del conductor es sinónimo de aprovechar para echar una siesta, despreocuparse por lo que pasa con el tránsito y gozar con no tener que sostener ese molesto volante. Un acompañante atento puede ser clave a la hora de evitar un accidente y, en esta nota, te damos los mejores consejos para ser un buen copiloto.

Claves para ser un buen copiloto

No te duermas. En primer lugar, dormirte mientras otro conduce no es la forma más amable de agradecerle. El sueño puede ser contagioso y, cuando el conductor te vea durmiendo, esto puede estimular sus propios deseos de descansar un rato.

El mejor conversador es el mejor copiloto. La charla es la mejor manera de combatir el sueño, si bien nunca puede significar desconcentrar al conductor. Tratá de introducir temas de conversación ligeros, chistes, preguntas sin elevar el nivel de tensión pero creando una charla dinámica que mantenga despierto a tu amigo.

Todo copiloto es un DJ. La buena música, movida y variada también mantendrá al conductor despierto y entretenido. No está nada mal antes de un viaje saber cuáles son los gustos musicales del conductor y equiparte de una buena selección musical para su deleite. Con cuidado, por supuesto, de colocar el volumen a un nivel óptimo para no perder la perspectiva del entorno: la relación entre tecnología y seguridad vial es un tema complejo que también podés usar a tu favor.

Controlá el cinturón de seguridad. Serás el encargado no solo de siempre llevar el cinturón sino de controlar que los distintos ocupantes del auto lo lleven puesto. Eso sí que es ser un buen copiloto.

¿Sos un experto en manejo? A nadie le importa. Si fuese así, vos estarías manejando. Hacerse el sabelotodo cuando otro está al mando puede ponerlo de mal humor, subirle los nervios, o acentuar su inseguridad.

El conductor pone las reglas en su auto. Él decide qué música escuchar, si se puede o no fumar, comer o beber dentro del auto. Claro que, en caso de que esas reglas vayan contra la seguridad de todos, el copiloto deberá evitar que incurra en dichas acciones.

Siempre listo para manejar. Si el copiloto sabe conducir, un relevo en un viaje largo es fundamental para que haya siempre alguien concentrado al volante. En ese caso, y en caso de haber gente suficiente, también será conveniente que alguien releve al copiloto en su rol. Ser un buen copiloto también implica la necesidad de descanso.

Hay un caso singular a tener en cuenta y es el del “copiloto a largo plazo”. En situaciones de parejas y familias, son muchos quienes se trasladan frecuentemente en un auto que maneja otro, y en dicho caso no está nada mal que el copiloto vele por qué seguro de auto contratar. Entrá ahora a CompreSeguros, el mejor portal de seguros online, y encontrá el seguro de auto más apto para tus necesidades.

Ingrese su respuesta