La mejor manera de comprar una moto usada

Entre las diferentes ventajas que ofrece elegir la moto como medio de transporte, el aspecto económico suele figurar entre los primeros. Por el mismo motivo, son muchos quienes buscan motos usadas a la hora de pasarse a este vehículo. Comprar un usado, sea cuál sea el vehículo, siempre es un asunto delicado, con muchos detalles que no se te pueden pasar por alto. Además de las mejores opciones para contratar el seguro de motos, CompreSeguros te da a continuación los mejores consejos a la hora de comprar una moto usada.

Comprar una moto usada: los mejores consejos

  1. ¿Qué uso vas a darle a la moto? Las motos varían según cuáles sean sus cambios, apariencia y funcionalidad. Esas variables, por supuesto, determinan a su vez el valor. Antes que nada tenés que pensar qué uso vas a darle a la moto: ¿para ir al trabajo? ¿En ciudad o en un terreno más complicado? De ese uso se desprende qué moto te conviene, para no pagar por virtudes que finalmente nunca vayas a necesitar.
  2. Hacé todas las preguntas posibles. No compres a las apuradas. El vendedor está obligado a contestar tus inquietudes, sos vos quien va a gastar dinero y tenés derecho a saber en qué estado está la moto, el kilometraje, qué uso le dieron sus dueños, estado de mantenimiento y revisiones. Durante la negociación, de estas preguntas puede surgir información que te den armas para pelear por un precio más bajo.
  3. Que te acompañen los que saben. Si no entendés ni de motos ni de su mecánica, tal vez lo mejor sea ir con un amigo que sí conozca del tema y te ayude a averiguar y calificar en qué estado real se encuentra esa moto usada.
  4. ¿Tiendas o páginas web? Las tiendas dan una garantía que las páginas web no. En las tiendas de motos de segunda mano las motos ya han sido comprobadas y te dan una garantía oficial, algo que no siempre ocurre en el caso de las web. Por supuesto, a mayor garantía, mayor precio: las tiendas siempre suelen ser más caras.
  5. Hay que probar la moto. Por más que el dueño se niegue, insistí y exigilo. Manejar tu moto del futuro es la mejor manera de reconocerla.
  6. Historial de revisiones. La periodicidad con que se le hayan realizado los mantenimientos, el cuidado regular de la moto es una señal de cuál puede ser el estado actual. Cuando esas revisiones sean escasas, estás ante un dueño poco cuidadoso, y convendría ir a buscar a otra persona.

Si estás pensando en comprar una moto usada, pronto tendrás que pensar también en qué seguro de motos contratar para ella. Tu moto usada necesitá el seguro más económico, el que mejor se adapte a sus características y a tus necesidades. ¡Entrá ahora a CompreSeguros!

Ingrese su respuesta