Qué hacer si un amigo tuvo un accidente con nuestro auto

Más de una vez nos vemos obligados a prestarle nuestro auto a un amigo o pariente. Quien sea padre lo sabe mejor que nadie, ya que cuando los jóvenes alcanzan la edad para adquirir su registro, no temerán romper tu paciencia con tal de poder lucirse manejando ante sus amigos. En un país con problemas de seguridad vial como la Argentina, donde sufrir un accidente de auto es más posible de lo que quisiéramos, todos aquellos que por una cosa u otra deban prestar sus autos, comparten un mismo temor: ¿y si algo pasa? ¿Qué hacer si prestamos el coche y esa persona sufre un accidente con nuestro auto?

Qué hacer si un amigo o familiar tiene un accidente con nuestro auto

Cuando un amigo o pariente tiene un accidente con nuestro auto, hay una diversidad de escenarios posibles que determinan diferentes modos de reaccionar y consecuencias.

Según edad, carnet, alcohol

  1. El conductor es mayor de 26 años, tiene carnet y no conduce bajo los efectos del alcohol. Este caso no supone mayor problema: el seguro se hará cargo de los daños producidos por el siniestro de acuerdo a qué seguro de auto hayas contratado.
  2. El conductor es mayor de 26 años, pero conduce sin carnet y/o bajo los efectos del alcohol. Ambos casos resultan fuertes agravantes, casi del mismo grado. Todos los seguros excluyen tanto conducir sin carnet como conducir por encima del límite de alcohol permitido. La consecuencia más probable es que se hagan cargo del daño pero luego te reclamen el dinero.
  3. El conductor tiene menos de 26 años. La peor opción: salvo contadas excepciones, el seguro no se hará cargo del siniestro.

Según seguro de tu amigo o pariente

  1. Tu amigo está asegurado. En este caso pueden plantearse opciones ante daños graves, cuando el monto máximo cubierto por tu seguro no basta para completar la indemnización, se puede dar una situación de “pro rata”, en la que el seguro de tu amigo cubra el monto excedente o una parte.
  2. Tu amigo no está asegurado. Estás en problemas. Si tu póliza no cubre los daños provocados, el tercero perjudicado seguramente irá contra ti para obtener la reparación.
  3. Tu amigo tomó el auto sin permiso. En este caso, el primer responsable ante los daños será el seguro de tu amigo (en caso de que lo tenga). El llamado “uso no autorizado” de un vehículo es algo que deberá certificarse con la policía, caso contrario la compañía siempre asume que salvo ante caso de robo, un conocido tuyo estará usando el auto con tu consentimiento.

Un último caso a tomar en cuenta es qué pasa cuando tu auto es robado y provoca un accidente. Todo dependerá de con qué cobertura cuente tu auto para poder indemnizar los daños causados. En ningún caso pienses que de contar el ladrón con seguro, su compañía se hará cargo. Eso nunca pasa.

Ingrese su respuesta