Tips para aprender a manejar

¿Ya tenés tu carnet de conducir? Esto no significa que ya domines tu auto. Hoy por hoy hay múltiples alternativas para llegar a ese carnet con el conocimiento básico que puede transmitirte un conocido, una academia o los modernos simuladores virtuales. Pero aprender a manejar seriamente lleva más tiempo e implica una serie de habilidades que vienen con la práctica: conocer la calle, conocer a tu auto, lograr un conocimiento fluido de sus mecanismos. Tus responsabilidades como conductor no terminan en contratar un seguro de autos o sacar el carnet, la mayor seguridad viene con el mayor dominio, en sentido amplio, del coche.

Aprender a manejar: algunos tips

El primer paso para dominar la conducción es perfeccionar el conocimiento de tu auto: el mismo manejo te va dando consciencia sobre qué función cumple y qué significa cada pieza del vehículo. Es clave tener las distintas piezas de mecánica como comprender el rango de maniobras posibles que te permite en particular tu auto. Acostumbrar tu oído a cómo suena tu vehículo es fundamental para detectar cuando algo está fallando.

Saber qué función cumple cada pieza y cómo operarla también es esencial para no exponer tu seguridad. El embrague es lo que permite poner en marcha el auto sin maniobras bruscas. El freno debe aplicarse paulatinamente, nunca de golpe. El acelerador no debe pisarse de manera brusca, acelerar cuando el auto está en neutro o en marcha mínima también puede producir averías y un mayor gasto de combustible.

Va a ser muy importante que domines las normas de tránsito: lo que hayas aprendido para obtener tu carnet nunca es suficiente y, durante el manejo, siempre aprenderás cosas nuevas. Hay una única clave en cuanto a las leyes de tránsito: respetarlas. Es el lenguaje común que comparten todos los conductores y lo que permite que se entiendan. Hay quienes suelen entender el aprender a manejar como el descubrimiento de ciertas “avivadas” que son básicamente violaciones que te exponen a multas y ponen en riesgo tu seguridad.

El control del volante es un elemento clave en el manejo. Por lo tanto, es necesario que adaptes el asiento para un mejor control del mando, lo mismo con los espejos para tener el mejor panorama del entorno.

Es normal que al empezar a manejar estés más nervioso, por lo que siempre es bueno al principio no levantar mucho la velocidad o entrar en calles donde no te sientas cómodo, hasta que te sientas mejor al mando. Si mantenés siempre cierta prudencia y respetás las normas de tránsito, la práctica te irá dando las herramientas para evitar lo mayor posible cualquier accidente.

Así y todo, nunca se puede estar 100% a salvo de un accidente. Por eso hay que contar con el mejor seguro. En CompreSeguros.com vas a encontrar la gama más amplia de seguros para auto y podrás contratarlo online, de inmediato. ¡Entrá ahora a CompreSeguros y asegurá tu auto!

Ingrese su respuesta