Cómo cuidar el auto de tormentas de verano

No solo con el calor asociamos al verano, sino también con sus potentes tormentas. Esta es la estación del año en la que más llueve y uno de los bienes que más se expone cuando una tormenta de verano se desata es el auto. El granizo y el agua pueden perjudicar gravemente a tu auto y generar severos gastos por reparación, además del problema de perder tu medio de movilidad. El primer paso para protegerte de las tormentas es contratar un seguro de autos con cobertura por este tipo de daños. ¿Qué más podés hacer para resguardar el auto de tormentas de verano?

Cuidar el auto de tormentas de verano

El manejo y la visibilidad. Manejar bajo una tormenta es perfectamente posible, aunque no podés dejar de atender al hecho de que las condiciones de manejo varían notablemente con las condiciones climáticas. El agua puede hacer el pavimento más resbaladizo, así que la primera medida a tomar es moderar la velocidad. Para que la situación no te sorprenda, es importante que tengas el mantenimiento de tus neumáticos al día para obtener de ellos una buena respuesta. Un efecto inmediato de la lluvia es la reducción de la visibilidad provocada por el agua sobre los parabrisas. En caso de que la caída sea tan intensa que el limpiaparabrisas no llegue a corregir la visión, cuando estés impedido de ver, es momento de aparcar y esperar a que el clima mejore.

Granizo. El terror de los conductores cuando se avecina o desata una tormenta. El granizo puede provocar daños en la chapa que están entre los percances más comunes por tormentas y una de las primeras razones por las que se decide contratar seguro contra todo riesgo. Hay una única manera de evitar que el granizo voluminoso dañe tu coche: estacionar en una zona a resguardo. El otro problema del granizo es que, si cae en mucha cantidad, puede dejar una capa de hielo sobre el pavimento.

Tormenta eléctrica. Ante casos de tormenta eléctrica, no sos vos quien va a proteger el auto, sino el auto quien te va a proteger a vos. En caso de recibir el impacto de un rayo, el auto funciona como jaula de Faraday, es decir, que la electricidad fluye por la estructura del coche hasta el suelo donde se descarga, sin entrar a la cabina.

Seguro contra tormentas. El seguro a contratar para proteger tu auto de los daños que pueda ocasionar las tormentas de verano es el seguro contra todo riesgo, que incluye entre sus cláusulas la indemnización por daños que puedan ocasionar el granizo, inundación y vientos huracanados. No pueden asegurarse contra todo riesgo taxis, vehículos de la fuerza pública o de competición, tampoco ambulancias. Podés contratar tu seguro de autos contra todo riesgo en la plataforma de CompreSeguros, donde además vas a encontrar asesoramiento e información para resolver tus dudas.

Ingrese su respuesta