Consejos para mantener la casa caliente en invierno

Cuando llega el invierno nos la pasamos ideando estrategias y modificando hábitos para mantenernos cálidos y no enfermarnos. Son muchas las personas que modifican en invierno sus propios hábitos: pasar más tiempo en casa, aumentar la proporción de comidas calóricas, acostarse más temprano. Mantener la casa caliente en invierno también nos plantea el problema de cómo evitar accidentes en el hogar con la calefacción. A continuación te damos los mejores consejos para mantener tu casa cálida sin ponerte en peligro.

¿Cómo mantener la casa caliente en invierno?

Calefacción. Aún en hogares que no sufren excesivamente de bajas temperaturas, los arquitectos recomiendan contar con un buen sistema de calefacción para mantener la temperatura no mayor a 20°C en invierno. Se calcula que habiendo tenido la calefacción encendida durante el día, debería bastar para mantener los dormitorios entre 17° y 19° durante la noche.

¿Por dónde puede perderse el calor?

Puertas que dan al exterior: deben aislarse con burletes y habrá que verificar que no permitan el paso del aire, sobre todo en la parte inferior.

Ventanas: es importante mantenerlas cerradas. Para ventilar y evitar condensaciones de humedad es suficiente con abrirlas unos diez minutos al día. Si aún cerradas se filtra aire, será necesario aislarlas con burletes o silicona.

Cortinas. Las cortinas pueden ser un gran aliado para conservar el calor en casa. Conseguí para el invierno unas cortinas bien gruesas: abrilas durante las horas de sol y cerralas cuando anochece.

Evitar accidentes al mantener la casa caliente en invierno

Las estufas y calefactores producen monóxido de carbono, un gas que causa intoxicación y en un equipo en mal funcionamiento puede causar accidentes fatales. ¿Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono? Los calefactores permanecen en desuso buena parte del año, por lo que al volver a activarlos debe realizarse un chequeo por parte de profesionales para evitar cualquier imperfección en su funcionamiento: sistema de eliminación de gases, falta de grietas, limpieza completa.

El segundo riesgo que surge de la utilización de calefactores es el de incendios. El consejo esencial para evitarlos es mantener lejos de la estufa cualquier tipo de material combustible: jamás poner ropa a secar sobre el calefactor e instalar las estufas lejos de cortinas, muebles y colchones. Es fundamental explicar a los niños de la casa los riesgos del calefactor y por qué deben mantenerse siempre lejos de ellos.

Ante el riesgo de sufrir accidentes en casa se vuelve esencial contratar un seguro de hogar. Una póliza de este tipo te podrá indemnizar contra accidentes por incendios o daños personales como los detallados en esta nota. Entrá ahora a CompreSeguros y encontrá el mejor asesoramiento para cotizar y contratar tu seguro de hogar. ¡Mantenete seguro en invierno!

Ingrese su respuesta