Cuidar la postura al andar en moto

 

La moto es un vehículo que ofrece numerosas ventajas: es más económica, más fácil de estacionar y, en situaciones de tránsito muy intenso, puede ser más fácil y más ligera para abrirse camino. Sin embargo, también implica riesgos y por lo tanto demanda una gran capacidad de concentración mental y resistencia muscular. Cuidar la postura al andar en moto es clave para que esas funciones se desarrollen de la mejor manera.

Cómo cuidar la postura al andar en moto

El cuerpo. Su colocación debe ser relajada, firme y equilibrada. Se trata de mantener el control sin dejar de adoptar una postura natural sobre el vehículo, evitar posiciones forzadas que en el mediano plazo causen fatiga y demoren los reflejos.

La cabeza. Número 1: ¡nunca manejes una moto sin casco en tu cabeza! (en otra nota te contamos cómo elegir correctamente el talle de casco para tu moto). La cabeza debe estar en posición vertical, con el tronco superior y perpendicular al suelo, apenas levantada para mejorar la distancia de reacción.

Columna y tronco. Recta y perpendicular al suelo; los riñones ligeramente hacia adelante, el cuerpo ligeramente hacia adelante. Siempre hay que corregir el manillar y la dirección para no volcar demasiado peso al frente.

Brazos y manos. Los brazos relajados, los codos ligeramente flexionados, siempre mirándose, evitando abrirse hacia afuera, las manos aseguradas en el centro de cada manillar. Los puños: relajados. Los dedos: índice y mayor siempre apoyados sobre las manetas de freno y embrague; el pulgar y el resto de los dedos abrazan la dirección. Evitá agarrar el manillar con demasiada fuerza, o sufrirás el “síndrome de las manos dormidas”.

Piernas y pies. La parte inferior debe viajar lo más cerca posible del tanque de combustible, con los muslos apretando ligeramente la moto, sin presión excesiva. El metatarso del pie debe apoyarse sobre el posapies, en posición horizontal al suelo. El pie se mueve hacia adelante para pisar los pedales y vuelve a la posición original.

En curvas. Al tomar la curva el conductor se mantiene casi perpendicular al suelo, es la moto la que se inclina hacia el interior de la curva, manteniendo extendido el brazo del interior. Así, la masa corporal contrarresta el peso de la moto y favorece el agarre al suelo.

Mantenimiento. No muchos lo saben, pero el mantenimiento de la moto se relaciona directamente con la correcta postura al andar en moto: el exceso de vibraciones acentúa el síndrome de túnel carpiano, y por lo tanto debemos reducirlo al máximo con una periódica revisión de llantas, discos de freno y suspensión.

Estos consejos sobre cómo cuidar la postura al andar en moto mejorarán notablemente tu seguridad. Así y todo, por más recaudos que se tomen, los accidentes ocurren. En esos casos es importante contar con la mejor protección de seguro para motos disponible. ¡Entrá ahora a CompreSeguros y contratá tu seguro de motos!

 

Ingrese su respuesta